30 jun. 2009

En un día cualquiera


En una tarde de invierno, luego de cesar la tempestuosa lluvia, entre la calidez, aroma a libros y té de manzanilla, una frase se desprendió deteniendo el tiempo, abriendo un pórtico a una dimensión hasta ahora inexistente, una sutil cláusula que suele hender nuestros más contenidos recuerdos...

- Hace mucho tiempo muy lejos de aquí...


El pasado sábado, este individuo (notese al mae en la foto *), nos cautivó una vez más, con un espectaculo lleno de magia, seres fascinantes, mundos in imaginados y sobre todo, mucha reflexión. Este suceso germinó en el interior de una libreria de la ciudad; qué mejor punto para apreciar tan suntuosa narración.

Adriano el cuentero: una gustosa cucharada sopera para nuestras papilas imaginativas.

*El supermercado del fondo, NO patrocinó la tarde de cuentos.